Ofertas en Linio

26 de enero de 2012

Yo, Libro

Como parte del ejercicio de este mes en el grupo Adictos a la escritura, debíamos hacer un relato en el cual se expresaran la sensaciones de un protagonista poco común. Yo, elegí un libro...Podría decir mil razones pero va una sencilla: Porque fue el que me inspiró. Espero que lo disfruten.



Yo, Libro

Hola. Yo me llamo…Bueno, en realidad, soy un libro. Para algunos, sólo un cúmulo de hojas pegadas. Un conjunto de letras sin sentido. Y eso me duele. No por mí, sino por ellos, que se pierden de todo el mundo que hay guardado en mi interior. De todas las personas que vienen y van. Sufren y ríen, porque en el fondo, los seres humanos son iguales.
Ahora reposo tranquilo en el estante de una biblioteca pública. He pasado por manos de muchas personas. Algunas, llegan hasta aquí, me toman suavemente, como si me arrullaran, van pasando mis páginas una a una, leyendo fragmentos, señalando con sus dedos mientras siento cosquilleos, con ganas de retorcerme de felicidad por sentirme valorado. Pero me quedo quietito y contemplo con cuánto interés buscan en mi interior. Algunos otros me toman y pasan rápidamente y con brusquedad mis hojas, me duele un poco, pero entiendo que ahora todos viven en un mundo acelerado.
En ocasiones, no logro interesarlos, así que simplemente me dejan nuevamente en mi lugar. Otros, me agarran con fuerza y van a hacer la fila para llevarme con ellos. De esta manera, he conocido muchos sitios, he visto muchos paisajes. He viajado en carro, en metro, en bus, hasta en avión. He visto los paisajes desde lo alto de las montañas. He sentido el calorcito de estar en bolso protector. El frío de andar bajo la lluvia. En mis páginas está la historia que cuento, pero hay muchas otras que he visto, que nadie cuenta, que quizás nadie contará. Muchas sonrisas hermosas, de esas que iluminan la ciudad, pero que solo yo puedo disfrutar. Más de una vez me han mojado, me han humedecido lágrimas de aquellos que se identifican con mis historias, que se dejan tocar en lo más profundo por los sentimientos que nunca sabremos quién vivió en realidad.
A veces, dicen que soy obsoleto, que soy viejo, que estoy maltrecho, pero, ¿acaso no lo estamos todos? Vivir deja huellas, manchas, cortes. Pero nos hace únicos, nos hace diferentes. Sé que aún hay quien disfruta con tocarme, con olerme y saber que no solo soy la historia que vive en mi interior sino todas las historias que he visto, que he sentido y que espero seguir sintiendo.
Querido lector, ¿puedo pedirte un favor? La próxima vez que veas un libro no lo veas solo como hojas sueltas o palabras que alguien simplemente decidió juntar. Míralo como un maravilloso mundo que tiene mucho para enseñarte, en el que puedes descubrir muchas cosas. Hemos sido nosotros los que hemos inspirado a la tele, al cine, a los videojuegos y no a la inversa. Tócame, huéleme, léeme, busca información, pregunta, contradíceme, pero ante todo: Dame una oportunidad. El riesgo, es que lo quieras repetir.