CONTACTO

Si deseas deseas ponerte en contacto conmigo, envíame un correo: elcementeriodeloslibros@gmail.com

Buscar en El Cementerio de Libros

Ofertas en Linio

8 de septiembre de 2008

El Principito


Bueno, resulta que este librejo lo leí hace mucho, mucho tiempo y muchas, muchísimas veces...
Pero pasa algo curioso...Leyendo y releyendo noté que no recordaba nada!!!!! Bueno, debo aclarar que lo releí porque estoy en un grupo lectura a través de internet (aprovecho la oportunidad y hago la publicidad: se llama pre-textos...Búsquenlo en yahoo groups!)...Retomando el hilo...Yo no me acordaba de nada de ese libro...Y nada es nada...Pero al llegar al final me dí cuenta...Por lo tanto, tomaré varias partes del libro y los iré reproduciendo en este pequeño comentario para que vean las impresiones que me generó el libro en la segunda leída (porque lo que pasó en la primera no lo recuerdo).

Lo primero de lo que hablaré será de la dedica
toria:


Pido perdón a los niños por haber dedicado este libro a una persona mayor. Tengo una seria excusa: esta persona mayor es el mejor amigo que tengo en el mundo. Tengo otra excusa: esta persona mayor es capaz de entenderlo todo, hasta los libros para niños. Tengo una tercera excusa: esta persona mayor vive en Francia, donde pasa hambre y frío. Verdaderamente necesita consuelo. Si todas esas excusas no bastasen, bien puedo dedicar este libro al niño que una vez fue esta persona mayor. Todos los mayores han sido primero niños. (Pero pocos lo recuerdan). Corrijo, pues, mi dedicatoria:
A LEON WERTH
CUANDO ERA NIÑO
Creo que desde el principio, Antonio (como llamo al autor) deja claro que este libro no se puede leer con ojos de adulto, es necesario leerlo con ojos de niño, es decir, abrir la mente para ver detrás de cada personaje un mundo de posibilidades y no solo un zorro, una flor, o una serpiente...Sino hacer la metáfora con la realidad y establecer las enseñanzas que cada uno nos deja para aplicar a nuestra propia vida...Si no me creen, veanlo que Antoni dice en el primer capítulo:

Las personas mayores nunca pueden comprender algo por sí solas y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones.
¿Si ven?? ¿O son demasiado adultos?? Perdonen, no quiero ofenderlos, ni que piensen que soy una grosera, pero soy realista...Además, eso lo dijo Antonio, yo solo traduzco mi interpretación.
Ahora, nada que decir de la bendita imagen en forma de sombrero que representaba en realidad una boa que acababa de digerir un efelante. Digo, elefante (espero que no se note mucho la influencia de Winnie Pooh sobre mi) y vean la manera en que califica a las personas con base en eso:

Cuando me he encontrado con alguien que me parecía un poco lúcido, lo he sometido a la experiencia de mi dibujo número 1 que he conservado siempre. Quería saber si verdaderamente era un ser comprensivo. E invariablemente me contestaban siempre: "Es un sombrero". Me abstenía de hablarles de la serpiente boa, de la selva virgen y de las estrellas. Poniéndome a su altura, les hablaba del bridge, del golf, de política y de corbatas. Y mi interlocutor se quedaba muy contento de conocer a un hombre tan razonable.

A mi me pasa lo mismo...Pero con
la ortografía...Eso me da los mejores indicios de la personalidad de alguien...Me indica que tan cuidadoso es para hacer las cosas y claro, el nivel de excelencia de la persona...Por eso me encanta cuando encuentro gente mejor que yo (sé que hay muchos, pero no los conozco). Bueno, no hablemos de mi...Hablemos de lo que creo que quiso decir Antonio.

Ahora, esa parte en la que Antonio narra que andaba arreglando el avión...En un momento de lucidez, de iluminación o de locura, llegué a dar una interpretación demasiado rebuscada, pero trataré de plasmarla en este comentario. La vuelta es que me parece que el bendito avión era su propia personalidad, el desierto era la soledad en la cual la sociedad lo había relegado por no tener una personalidad acorde con los parámetros establecidos...Bueno, esa es una interpretación loca, pero me siento satisfecha con ella...Ahora, el principito no es un ser humano extraterrestre, es él mismo, cuando era niño...Que viene a darle una lección, a recordarle quién es de verdad y demostrarle que puede encajar en la sociedad sin necesidad de cambiar totalmente...Si no, miren esto...Es del capítulo II, el capítulo en el que El Principito le dice a Antonio que le dibuje un cordero...

II

Como nunca había dibujado un cordero, rehice para él uno de los dos únicos dibujos que yo era capaz de realizar: el de la serpiente boa cerrada. Y quedé estupefacto cuando oí decir al hombrecito:
— ¡No, no! Yo no quiero un elefante en una serpiente. La serpiente es muy peligrosa y el elefante ocupa mucho sitio. En mi tierra es todo muy pequeño. Necesito un cordero. Píntame un cordero.

Pues, Toño nunca conseguía que la gente diera en el blanco, pero el Principito si....

Bueno, debo confesar que es media noche y luego de un día de andar "volteando" como dicen coloquialmente en Medallo, el cerebro no funciona bien, pero quiero terminar con tres cosas:
  1. Primero, creo que todas esas personas que conoció El Principito visitando
    diferentes planetas en realidad son solo un recorrido por las diferentes personalidades o máscaras que cada uno de nosotros adapta a la situación que viva, por lo tanto, se pone la que lo haga lucir mejor, pero en el fondo, siempre habrá algún defecto que corregir para que el disfraz sea creíble.
  2. Recuerdo haber leído el libro muchas veces, pero nunca pude recordar nada mas que la triste imagen de la portada del libro...Al releerlo me acordé por qué era: El Principito moría y era demasiado niña para ver algo mas que eso...Así que en el fondo, me dolió y decidí borrarlo.
  3. Ahora, creo que la "muerte" del Principito es algo simbólico...¿Cómo puede morir alguien que no existe?? Bueno, la vuelta es que el "alterego" de Toño le enseñó lo que le tenía que enseñar y se largó....Bueno, fin del libro y del comentario.
Si te ha gustado, y deseas adquirirlo, Aqui 

2 comentarios:

  1. EL PRINCIPITO es uno de los libros a los que mas cariño le tengo. Cada vez que lo he leído -que han sido muchas- he aprendido algo diferente. Es cierto, a mí también me parece que cada una de las personas que visita en aquellos planetas distintos son las diferentes clases de personas que existen en nuestro mundo. A mí siempre me pareció que el libro había sido escrito para que los niños entendiéramos a los adultos y su manías :)

    ResponderEliminar

Deja una huella de tu paso por este espacio...