CONTACTO

Si deseas deseas ponerte en contacto conmigo, envíame un correo: elcementeriodeloslibros@gmail.com

Buscar en El Cementerio de Libros

Ofertas en Linio

22 de diciembre de 2011

Memorias de una prostituta, de Anne Smith

Bueno, este post es un caso muy especial. No se trata de un comentario sobre un libro que haya leído, porque este libro ni siquiera ha llegado aún a mi país, pero si es una entrada que hago, porque gracias a Facebook, que no solo sirve para delitos, sino también para cosas importantes y productivas, si lo queremos, tuve la oportunidad de conocer la existencia del libro "Memorias de una prostituta" de la autora Anne Smith. Lo primero que vi fue una reseña y para mi, fue inevitable pensar en esa serie de VH1: "Diario de una prostituta". Ese solo hecho hace que este libro, para mi, sea importante, porque esa serie me enseñó demasiado. Ahí fue donde me di cuenta de lo equivocados que realmente estamos cuando decimos que ese trabajo es para mujeres que gusten del dinero fácil, o que son "mujeres de la vida fácil". No, esa vida no es para nada fácil. 
En fin, navegando y ando de grupo en grupo, encontré un link a una entrevista que le hicieron a la autora en el programa "Terciopelo negro" (click para escuchar). 
En esta entrevista no solo reafirmé mis deseos de leer "Memorias de una prostituta", sino que encontré más razones para querer hacerlo. De acuerdo con las declaraciones de la autora, está basado en una dolorosa historia real que la protagonista le contó. Adicionalmente, la autora reconoce que ella misma se hizo pasar una chica más en este mundo, para entenderlas, para garantizar la veracidad de la historia (bueno, eso lo interpreto yo) y lo reconoce. Yo no sería capaz. Por eso la admiro mucho más y por eso, deseo ahora más que nunca leer el libro. 
Si usted está en España, lo podrá adquirir fácilmente, pero si como yo, está en un país diferente, puede hacer el pedido, en línea, aqui.
Espero leerlo pronto y poder comentarlo con más propiedad.

0 Huellas:

Publicar un comentario

Deja una huella de tu paso por este espacio...